Publicado en enero 27, 2015

María José Poblete en la Segunda: “Lo que el proyecto logra es limitar la aplicación de la Ley del Lobby”

coberturalasegunda4

Directora ejecutiva de dicha fundación pide que se reconozca derecho de acceso a la información pública.

Luego de que hace algunos días el Ejecutivo impulsara una modificación a la recién estrenada Ley del Lobby, distintas organizaciones pro transparencia han levantado críticas a la iniciativa de la administración de Michelle Bachelet. Una de ellas es ProAcceso. Su directora ejecutiva, María José Poblete, dice que la nueva propuesta enviada por La Moneda sólo resta eficacia a la ley y que retomar el debate podría llevar a que parlamentarios introdujeran cambios aún más nocivos al proyecto.

-¿Qué opina ProAcceso sobre la modificación de la Ley del Lobby?

-A nosotros nos parece preocupante que una ley que acaba de entrar en vigencia, que fue tan esperada y que fue discutida durante diez años, quiera ser modificada por el Ejecutivo sin necesariamente encontrarle una justificación. Porque ellos pretenden perfeccionar la Ley del Lobby, pero cuando uno lee el proyecto cuesta entender por dónde pretenden perfeccionarla. Lo que se está logrando es limitar su aplicación. Eso es lo que en definitiva busca el proyecto de ley.

-¿Por qué la limita?

-Por dos razones. Uno, porque propone ampliar las excepciones a la aplicación de la Ley del Lobby, que hoy son dos, a varias excepciones más. No vemos la necesidad, porque bajo las excepciones que hoy se contemplan cabe todo lo que uno pueda esperar. Lo otro que es de suma preocupación es que expresamente dice que la ley se aplica dentro de territorio chileno. En ese caso se deja afuera lo que ocurra fuera y en las embajadas.

-¿Cuál es la consecuencia de este cambio?

-Que se produzca una reunión con una autoridad que está en una gira oficial y que no sea registrada porque no ocurrió en territorio nacional. Y podría también ocurrir que embajadores reciban a representantes de empresas en sus embajadas y no estén obligados a registrarlo.

-¿Cómo afectará esto a la primera Ley del Lobby?

-Esto entró en un momento en que es poco el ruido que hizo y yo creo que justamente la discusión viene después. Y no sabes qué es lo que va a pasar con lo que termine saliendo. No sabemos si los parlamentarios harán indicaciones y por tanto modificar otros artículos que nadie pretendía que fueran modificados. Pero en todo caso, si se aprueba lo que se presentó, tenemos un retroceso evidente en la eficacia y en la Ley del Lobby, porque deja afuera todo lo que ocurre en las giras internacionales, en reuniones en ciudades fronterizas y en embajadas.

-Más allá del proyecto enviado por el Gobierno, ¿qué creen que hay que perfeccionar en la Ley del Lobby?

-Hubiera sido deseable que esta ley hubiese tenido un registro obligatorio de lobbistas, porque con la ley se pasó de una mirada donde se obligaba al sujeto activo a obligar a un sujeto pasivo, que es la autoridad que va a recibir a los lobbistas. Porque hoy se va escribiendo en la medida que el gestor de interés va a hacer lobby. Cuando va, la autoridad lo recibe y fija una audiencia en este caso y empieza a formarse entonces un registro. Podría haber un registro previo, de todos los lobbistas. Eso hubiera sido un avance.

Información como derecho
-¿Qué otros temas les preocupan?

-Hay un proyecto en la comisión de Constitución que pretende reconocer el acceso a la información pública como un derecho fundamental y que se reconozca la transparencia como un principio del actuar de la administración del Estado. Esta iniciativa establece expresamente que, dentro del principio de transparencia, se encuentra incluido el acceso a la información pública. Ahora, este proyecto que se inició como una moción en el Senado, ha sido modificado en el Congreso y pasó a una comisión mixta, donde se sacó lo de la transparencia y el acceso a la información pública.

-¿La información pública debería ser un derecho? ¿Por qué?

-El hecho de reconocer la idea nos parece indispensable. Es indispensable que haya un reconocimiento como derecho fundamental y el reconocimiento del acceso a la información y la transparencia como un principio básico en el actuar de la administración del Estado. La Constitución en definitiva hace un rayado de cancha de donde nadie puede salir.

-¿Qué otras iniciativas en trámite provocan inquietud?

-En el proyecto de financiamiento de la política, que tiene contemplado el financiamiento de los partidos políticos, no hay prácticamente transparencia. A pesar de que el proyecto propone que reciban aportes del Estado, no están obligados a transparentar información, salvo una contable, muy básica y que tampoco se sujeta a la entrega del aporte.

Debate por Lobby
– La ley de lobby comenzó a aplicarse a principios de enero.

– El 13 de enero el Gobierno presentó un proyecto para modificar dicha norma.

– La iniciativa se encuentra en primer trámite en la Cámara y está siendo estudiada con suma urgencia por la comisión de Constitución.

Puedes leer la entrevista en La Segunda 

Compartir Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone